browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

Tarot trabajo

El tarot nos puede ayudar en muchos aspectos de nuestra vida. Es una fuente de conocimiento que nos puede ayudar tanto a tomar decisiones trascendentales como a seguir cursos de acción que lleven a la consecución de nuestras metas y objetivos. De hecho, aunque en el tarot no estén todas las respuestas, sí que es cierto que nos dará respuestas relevantes que en relación con nuestros problemas y preocupaciones servirán de gran ayuda, pues siempre sabremos o llegaremos a saber lo que nos está diciendo. No obstante, al tarot hay que saber qué preguntarle, es decir, hay que tener claro qué es exactamente lo que queremos saber sobre el tema sobre el cual le preguntamos, de modo que las respuestas que nos dé sean relevantes.

En este caso, podemos ver el tarot como un buscador, por ejemplo como Google. Si sabemos qué buscamos y ponemos la expresión adecuada en la barra de búsqueda, Google nos devolverá resultados relevantes. Igual ocurre con el tarot.

Teniendo en cuenta lo dicho en esta breve introducción, podemos pasar a nuestro tema, a saber, qué preguntarle al tarot sobre el trabajo. Como verá el lector, nos hacemos eco aquí de un problema actual, a saber, la situación laboral. Y es que, en estos momentos las barajas del tarot de la mayoría de tarotistas se están convirtiendo en una especie de asesores laborales.

 

1. ¿Cuál es tu problema?

Al igual que ocurre en otros ámbitos de la vida sobre los que podemos preguntar al tarot, en el caso del trabajo lo principal es identificar bien cuál es nuestro problema, qué es lo que nos mantiene en ascuas, lo que nos quita el sueño. En este caso, dependerá siempre del tipo de problema en cuestión, sobre todo a la hora de identificarlo. No obstante aquí hay que tener cuidado, pues lo que parece homogéneo es, en realidad, distinto. Veámoslo.

Supongamos que el o la consultante es un parado de larga duración. En este caso parece natural pensar que su problema es que necesita un trabajo. Ahora bien, ¿qué habría que preguntarle a la baraja? Pues la respuesta es que existen varias posibilidades, dado este caso. Las enumeraremos.

 

  1. Para este caso, puede ser que el problema sea si se encontrará trabajo próximamente. Esto es sencillo de identificar y de formular como una pregunta para el tarot.
  2. Puede ser, que tras un largo periodo sin empleo, el o la consultante pase por dificultades económicas. En este caso, su problema más que el empleo mismo, es saber si saldrá del atolladero económico. En efecto, además de encontrando trabajo, se puede salir de ahí porque a uno le toque la lotería o porque se le ocurra una idea de negocio que le haga rico. Todo esto es posible. Lo que quiero que se vea es que no es lo mismo preguntar ¿Voy a encontrar trabajo pronto? Que ¿Saldré de mi mala situación económica pronto?
  3. Muchas personas en situación que llevan mucho tiempo paradas es posible que estén teniendo otra serie de problemas, tales como sociales, familiares, de pareja, con el alcohol, etc. En este caso es posible que la pregunta adecuada para este  grupo de personas sea algo así como ¿Resolveré pronto mi situación familiar? ¿Recuperaré mi casa? Etc.

Sí, los casos 1-3 están relacionados con las cuestiones de trabajo, sin embargo en cada caso lo que se necesita saber es algo diferente. Obsérvese que la solución de los problemas que se plantean en cada uno de los casos anteriores es independiente de las soluciones posibles para cada uno de los otros dos. Así por ejemplo, es posible encontrar trabajo pero no resolver los problemas familiares generados por la situación de desempleo. Igualmente, es posible solucionar los problemas económicos sin haber encontrado trabajo. Y, del mismo modo, es perfectamente posible solucionar los problemas de pareja generados por la situación de desempleo sin que se hayan resuelto los problemas económicos o se haya encontrado trabajo. Aquí es importante observar que, aunque la causa de nuestros problemas laborales, económicos y de otro tipo (por ejemplo de pareja) sea la misma en cada caso (la situación de desempleo durante mucho un largo periodo de tiempo) la solución de cada tipo de problema no tiene por qué ser la misma en cada caso.

 

2. ¿Qué espera del tarot?

Una cuestión muy importante a tener en cuenta cuando se le pregunta al tarot es lo que se espera de la tirada. Si el o la consultante espera que el tarot le resuelva sus problemas, entonces estará muy equivocado o equivocada, en la medida en que el tarot no resuelve los problemas, más bien nos orienta para que nosotros mismos los resolvamos.

De este modo, la actitud a este respecto a la hora de preguntarle al tarot es algo muy importante, en la medida en que nos ayudará a entender mejor las respuestas de la tirada el esperar de ellas lo que cabe esperarse. Es decir, su antes de realizar nuestra pregunta esperábamos que las cartas nos dieran una solución a nuestros problemas de trabajo, para el caso que estamos tratando, entonces es posible que desoigamos lo que nos dicen, al no cumplir nuestras expectativas de una solución directa e inmediata. Sin embargo, si lo que esperamos es una luz, algo que nos sirva para movernos en la oscuridad, entonces oiremos mejor lo que nos tiene que decir la tirada del tarot.

Tarot Real · Tarotista profesional · Tarotista Particular · Vidente de Nacimiento

 

Comentarios